sábado, 16 de febrero de 2008

no, gracias

Dijo que le molestaba un poco que me la pasara diciendo perdón, por favor y gracias...
Me disculpé y le di las gracias por su paciencia.

(Gran verdad exitencial nº955: Los grandes egos son laboriosos de alimentar... prefiero egos chiquitos, para poder estar a la altura, exactamente 159cm.)



P.D. Lindalú, los refuerzos van de camino. Cruzo todos mis dedos esperando que lleguen...

5 comentarios:

Pigmalión dijo...

Lo de pedir perdón era una costumbre que irritaba tremendamente a mi hermana. Eso y el pisotón previo que le propinaba indefectiblemente tres o cuatro veces al día.

Apenas llego a final de mes... dijo...

La gente no suele entender lo de las gracias y lo del perdón... puedes empezar por dejar de pedir perdón a los muebles cuando les das sin querer.
Yo empecé por ahí y ahora les grito: ¡te lo mereces!

Santos dijo...

Pegale en la nariz.
Qué se cree.
Te quiero enanita.

lua dijo...

Sí, uno a veces nota que se pasa un poco de amable (yo también suelo escucharme diciendo "miles","millones","muchísimas", gracias; o mejor: “mil millones de gracias”; y el que tengo al lado me mira como diciendo, ya entendimos todos que querías agradecer. Pero como, también lo notan otros -o los mismos-, soy "demasiado efusiva". A mí ni me importa, me encanta la efusividad! Admito que soy efusiva, y admito que me gusta decir "gracias" y "por favor" las veces que yo crea necesarias para saciar mi dosis diaria de gentileza. Lo prefiero cuántas veces más antes que ser lo poco efusivos que son los que me tratan de efusiva. (Porque no sé si entendiste que lo mío es cosa de exceso de efusividad).
(También me dicen que repito las cosas. Y puede ser que a veces tengan razón).

En fin... ¡Qué bueno! Espero con ansias esa caja, tan famosa ya entre nosotras. Parece la vaca jjjj. Yo también voy a cruzar los dedos, y con semejante mano, esta superstición va a funcionar mejor.
Quierote,quieróte,quieroté,quiérote,quíerote.

Oka dijo...

Corto pero intenso!