martes, 5 de febrero de 2008

¡bienvenida!

Mañana viene Carlota, y para celebrarlo, hoy, mi calle se engalanó de olor a salchichas, fritas, con puré de patatas y tomate frito... ¡Ésto solo puede ser un buen augurio!.
(Carlota, no es necesario, pero por si acaso te aviso de que no llegas para rellenar ningún hueco: ¡te encargaron antes de que nos quedáramos ahuecados!)

Gran verdad existencial nº32: no se necesita comer más de un espárrago para que tu pis huela raro... Ahá, otro fin de semana apasionante.

2 comentarios:

Pigmalión dijo...

¿Ves? por eso no como espárragos, sólo salchichas con puré y tomate.

Enhorabuena a la agraciada

Pajara Pinta dijo...

y verdad que cuando uno come esparragos huele raro..... ya lo decia yo... no eran imaginaciones mias solamente, estaba justo en lo cierto... te agradezco por confirmar mis sospechas...

vuelo... y te dejo un ornitorrinco...u ornitorringo???

uff que complicado!