miércoles, 15 de octubre de 2008

MADrid



Esta ciudad mejora por momentos.

1 comentario:

Pigmalion dijo...

Máquinas expendedoras de sueños ¡Qué bonito!

Espero que estas no las revienten...